Tarma, la perla de los Andes

¿Alguna vez te ha pasado que estás en tu trabajo, en tu habitación o en cualquier otro lugar en el que pasas mucho tiempo y sientes que todo se está volviendo muy repetitivo? ¿Te sientes abrumado o aburrido por la rutina del día a día y por las veinticinco mil cosas que tienes por hacer y no sabes por dónde empezar? Quizá lo único que quieres es coger tu mochila, reorganizar tus ideas, darte un momento para ti y salir a tomar un poco de aire puro.

Pues bueno, eso me pasó a mí hace algunos días. Así que no lo pensé dos veces y cogí la mochila para hacer un pequeño, pero reparador viaje, a una hermosa y tranquila ciudad en el centro del Perú llamada Tarma.

tarma1
En la agencia Chanchamayo

El viaje en bus dura aproximadamente 7 horas y el pasaje cuesta entre 25 y 35 soles, dependiendo de las comodidades del bus. Hay varias agencias que van a la selva central y pasan todas por Tarma. Yo me fui en la agencia de transporte Chanchamayo y se podría decir que fue un viaje cómodo, dentro de lo que cabe, ya que igual pasas por Ticlio y hace un poquito de frío; además que la ruta tiene varias curvas y si viajas de noche como yo puede ser que te despiertes de rato en rato creyendo que estás en una montaña rusa o al menos en el gusanito.

Después de 7 largas horas, llegué finalmente a Tarma a las 5 de la mañana. Aún estaba oscuro y el bus solo se detuvo unos minutos para que los pasajeros que nos quedábamos ahí bajemos y pueda además dejar algunas encomiendas en la agencia; luego de unos minutos siguió su recorrido hacia la selva central. Al bajar del bus vi que los otros pasajeros tomaban rápidamente un mototaxi como si todos supieran a donde ir, menos yo… en ese momento recordé que salió tan de improviso el viaje que ni siquiera había pensado dónde me iba a hospedar; fue ahí donde me di cuenta que estaba empezando una nueva aventura y no pude evitar sonreír aunque hasta la sonrisa se me estaba congelando con el frío de la madrugada que me dio la bienvenida en esa apacible ciudad que se veía aun a medio amanecer.
2

3
Calle Lima

Ya que no tenía una reserva de hotel ni mucho menos, le pedí al señor de la agencia que me dejara esperar ahí hasta que amaneciera, primero lo noté algo reacio a mi pedido, pero luego creo que se compadeció de mí y me dejó pasar, incluso me prestó una colchita para cubrirme del frío, ya que como me comentó, a esa hora es donde más fuerte son las heladas. Aproveché para pedirle algunas recomendaciones, contarle de mi viaje “tan planificado”, cargar mi celular, descansar al menos media hora más y al ver la luz del día no me quedó más que despedirme y agradecerle por tanta amabilidad. Definitivamente personas como él son las que me recuerdan que cuando viajas siempre te encuentras con angelitos en el camino.

4
Lima, la calle más comercial
5
Catedral de Tarma

Ya eran casi 6:30 de la mañana, no había mucha gente en las calles, pero sentía esa paz y esa emoción que solo me pasa cada vez que llego a un nuevo lugar; así que empecé a caminar con dirección a la Plaza, viendo las casitas, los locales comerciales, la poca gente que pasaba a esa hora y los primeros rayos de sol en la parte alta de los cerros que rodeaban la fría pero a la vez calidad ciudad de Tarma.

6
Mercado modelo recién abriendo
7
Plaza de Armas

Me recomendaron que vaya al mercado a tomar un reponedor caldo de gallina y así lo hice, luego fui en búsqueda de la panadería artesanal que había visto en el programa Reportajes al Perú cuando Manolo visitó Tarma y después de una larga caminata la encontré en la cuadra 9 de la calle Arequipa. Me emocionó mucho ver a la gente haciendo cola como cuando vi el programa y debo decir que valió la pena la búsqueda, comer el pan recién salido del horno a esa hora de la mañana fue de lo mejor.

18
Panadería artesanal

Luego de recuperar fuerzas, fui al paradero frente al mercado modelo para tomar los autos que te llevan hasta el santuario del Señor de Muruhuay, el pasaje cuesta 2 soles en auto y 1.50 soles en unas combis amarillas. El trayecto dura entre 15 y 20 minutos, si tienes suerte el carro te puede dejar frente al santuario, pero si está bloqueado el ingreso, te deja muy cerca y debes caminar cuesta arriba por unos minutos.

10
Cementerio de Acobamba
11
Llegando al Santuario del Señor de Muruhuay

Dentro del santuario se puede observar la imagen del Señor de Muruhuay, que es la imagen de un Cristo crucificado que fue pintada sobre una cruz que apareció grabada sobre una roca a comienzos del siglo XIX. Se dice que es un Señor muy milagroso no solo en relación a enfermedades, sino también en los negocios así que aproveché para hacerle unos cuantos pedidos 🙂

12
Imagen del Señor de Muruhuay

Alrededor del santuario hay varios puestos comerciales donde venden velas, flores y recuerdos del Señor de Muruhuay, y si luego de visitar el santuario te da un poco de hambre, puedes comer la rica Pachamanca que se ofrece en los diversos restaurantes que hay alrededor, los precios oscilan entre 12 y 18 soles.

Siguiendo las recomendaciones, otro lugar que debía visitar si o si era la Gruta de Huagapo, para llegar puedes bajar al parque de Acobamba con 0.50 centavos y esperar ahí unos autos “station” que pasen por Palcamayo y vayan hasta la Gruta pero es medio complicado porque generalmente los autos pasan llenos, así que la otra opción es que regreses hasta Tarma (con 2 soles) y al frente del mercado de frutas y flores está el paradero de estos autos y por 8 soles te llevan hasta la Gruta. El recorrido dura aprox. 45 minutos.

13
Plaza de Palcamayo

Se dice que la Gruta de Huagapo es la más profunda de Sudamérica (con casi 2 km de profundidad); sin embargo, para los turistas está permitido el ingreso máximo hasta 300 metros, ya que si se desea ir más adentro se necesita de equipos especiales y una adecuada preparación. La entrada a la Gruta cuesta 1 sol y es recomendable contratar un guía (por 5 soles aprox.) para que te pueda mostrar las diversas formas que se pueden apreciar dentro de la gruta (la linterna es básica).

15
Haciendo un poco de escalada

16

Saliendo de ahí y si aún no has almorzado puedes comer unas deliciosas truchas por el precio de 10 o 12 soles.

17
Yendo a escoger mi trucha

Otros lugares que puedes visitar son:

  • San Pedro de Cajas, es el distrito más elevado con 4014 msnm. Si tienes suerte puedes encontrar autos vacíos saliendo de la gruta de Huagapo que por unos cuantos soles más te llevan hasta este pueblo. Este lugar es conocido por sus hermosos tejidos en telares, no por nada se le conoce como la “capital de la artesanía textil del Perú”
  • Hacienda la Florida, está en camino de Tarma a Acobamba y es una excelente opción de alojamiento, además de un excelente lugar para relajarse y estar en contacto con la naturaleza.
  • Tarmatambo: a 30 minutos en combi desde Tarma tomando el camino hacia Jauja. Aquí puedes ver algunos restos de templos arqueológicos, colcas y cementerios.

Recomendaciones:

  • No te recomiendo el bus económico de 25 soles de la empresa la Merced, que fue el que tomé de regreso a Lima porque no tiene ni ventanas, ni aire acondicionado y como te imaginarás no es muy bonito estar 7 horas sobre todo si regresas en pleno día con el sol calentando todo el carro.
  • Si vas en grupo, otra buena opción para llegar a la Gruta de Huagapo y quizá hasta San Pedro de Cajas es contratar un taxi que por 60 o hasta 80 soles te lleva a los dos lugares, te espera hasta que termines la visita y luego te regresa a Tarma.
  • Para tomar el bus de regreso a Lima en Tarma, puedes ir al Terminal que está entra las calles Arequipa y Lima

Deja un comentario